martes, 28 de diciembre de 2010

Capítulo quinto: Lo hice

De nuevo los dedos de Andrés volvieron a fallar. José y él acostumbraban a quedar dos veces en semana para medir sus habilidades en casa del segundo, jugando a un vídeo-juego de fútbol en el que Andrés siempre había podido fardar de ser el mejor del vecindario. Pero esa tarde estaba siendo diferente: todavía no había ganado ninguna partida, y lo aún peor: no había marcado ningún gol.
-A ver, para. -José arrebató el mando de las manos a su amigo y apagó la consola. Se situó de pie frente a él, muy serio. Andrés lo miraba sonriente, como si la cosa no fuera con él. Pero sabía que tarde o temprano llegaría el momento de tener una charla con su mejor amigo.- A ver, tío. Has llegado dos horas tarde, venías de mal humor, ¡no has bebido nada de tu cubata! Y para colmo no atinas en ninguna partida. ¿Me vas a contar qué ha pasado?
Andrés suspiró. Todos los hechos de la tarde habían acontecido demasiado deprisa. Él quería contárselo todo a José, su mejor amigo desde hacía años, compañeros de aventuras y de desventuras, pero no sabía por dónde empezar. Y, adoptando una de sus sonrisas triunfadoras, dijo:
-Luna cree que puede rechazarme. Pero caerá, ya lo verás.
-Lo sabía, si es que lo sabía. -José se echó las manos a la cabeza y suspiró. Ya entendía lo que pasaba. También sabía muy bien que Andrés solía mostrarse reacio a cualquier declaración de sentimientos, y por eso solía decir sandeces como la que acababa de soltar sin pensar. Por eso se dispuso a sonsacarle las cosas.- Solo dime una cosa: ¿has estado esta tarde con ella?
-Sí.
-¿Y qué es lo que has hecho?
-Has dicho que te diga una sola cosa -Andrés sonreía de forma burlona.
-¡Andrés! ¡Por una vez en tu vida ponte serio! -José no pudo aguantar subir el volumen de su voz considerablemente- Esto, esto es importante. Y es grave. Porque te conozco y sé muy bien que no te has podido resistir. Y como no le dijimos que tienes novia, ella te habrá seguido la corriente. Y como...
-La besé -interrumpió Andrés.
-¿¡Qué!?

7 comentarios:

Lyla dijo...

Huy.. cómo me gusta como se desarrolla la historia!
Además me encanta como esta escrita... parece tan familiar y cercano.
Vaya final, jaja quieres dejarnos realmente intrigados, ¿eh?

Besos Pía

Daniel Marcos dijo...

Jijijiji... se va a armar buena...

Amorphis dijo...

Muy buena Pía, esto lo has puesto en suspenso.

Aún hay más, verdad?

Saludos!

The Little dijo...

Es muy expresivo el Qué de José y me ha hecho reír. La interrupción de Andrés también me gusta.

Publica la continuación pronto.

Lucas Fulgi dijo...

Va bien... hay que seguir explotando los silencios entre capítulo y capítulo, para generar intrigas.

Creo que finalmente entendí lo del premio... pero todavía no se si lo voy a entregar. ¿Puedo aceptarlo de todas formas?

feral dijo...

-Pues eso
-¿Pero en que coño piensas? Ella no se merece eso!!
-Mmm... mira, estoy cansado ¿sabes? asi que mejor vuelvo a casa. Nos vemos mañana.

Siento a ese Andres muy cercano xD me gusta la historia... mas te vale seguirla Pia.. ¬¬

Cristina. dijo...

Me encanta esta historia, es tan real... y me gusta como dejas los capitulos con suspense jaaj
Muchiisimas gracias por el premio, es el primero que me dan y me ha hecho mucha ilusión (aunque... qué tengo que hacer con él?), y también gracias por tus comentarios porque me hacen pensar y sentirme mejor :)
No se por qué querrás saberlo pero tengo 15 años, 16 haré en julio. Ya por curiosidad, qué edad tienes tu?
Que tengas un feliz y maravilloso 2011. Besos.