lunes, 28 de febrero de 2011

No quiero irme

Mamá,
Aunque no estés aquí y nunca te haya conocido, quiero que sean para ti mis últimas plegarias. Siempre fui engañado y se me dijo que habías muerto por un accidente de coche que tuviste. Ahora sé que nunca has sabido conducir. Ahora puedo saber cómo te sentiste, aunque lo que no puedo experimentar es que murieras cuando tu hijo solo tenía tres meses y medio de vida. Te preguntarás desde el más allá a qué me estoy refiriendo, aunque probablemente ya lo habrás adivinado: estoy enfermo. Al igual que te paso a ti veintidós años atrás, los médicos no han sabido con certeza diagnosticar mi enfermedad. Sé que voy a morir, pero jamás sabré la razón, menuda paradoja. Papá está muy mal, está destrozado, pero no me ha dicho que me voy a morir. Los médicos tampoco lo han hecho. Siento que me voy a morir, y por eso lo sé, porque cuando uno se va a morir, lo sabe. Ninguna de mis hermanas nació con esta enfermedad, solo yo, el menor, y me llena el corazón de alegría el saber que ella podrán disfrutar de una vida completamente sana. No debes sentirte culpable, solo Dios sabe qué grandes pecados he debido hacer para merecer este martirio. Lo único por lo que no puedo parar de llorar es por Paula. Es mi hija. Aún no ha nacido pero mi mujer la gesta en su vientre desde hace seis meses. Y no la voy a conocer. Y probablemente le haya transmitido este mal que va a acabar conmigo en pocos días. Ya no quiero pedir a Dios que me salve de morir con tantos proyectos por realizar, con tantos sueños por cumplir, con tanta vida por vivir, solo quiero que Paula viva muchos años.
En el fondo sé, que aunque haya tenido que ser en la muerte, me voy a alegrar muchísimo de conocerte.

Hoy es el día mundial de las enfermedades raras.

9 comentarios:

Blanca G. dijo...

Desgraciadamente aun quedan por descubrir un montón de enfermedades. Precioso relato en honor de este día.
Un beso.

Alicia Alina dijo...

olaaa a ver si me puedes ayudar con esto:
entra y registrate, luego vota mis relatos aquí y ayudame a llegar a la final ;)

http://www.microrrelatos-sms.com/users/6210/stories

Pásalo por más blogs! :D

Lucas Fulgi dijo...

Muy triste... pensar que ocurren esas cosas.

Lyla dijo...

Vaya texto, si triste y otros sinónimos parecidos.
Además estoy escuchando también una canción triste xD
No sabía que hoy era el día de las enfermedades raras. Sólo mando ánimos a los que las padezcan y a sus seres queridos.
Besos a ti también

Lucía dijo...

Me encanta el texto, aun por encima hoy tengo un día "sensiblón" y me ha hecho asomar algunas lagrimillas.
Lo peor es que refleja una realidad en la que poca gente se para a pensar, con eso de "son poquitos, no pasa nada"..
Precioso y triste a la vez
un besito :)

Diario de Arquímedes dijo...

"Rara" siempre he odiado esa palabra..

Cristina. dijo...

Es precioso este cuento!! Me encanta todo el cariño y la esperanza que se lee en cada palabra :) Un besiito.

Lucas Fulgi dijo...

Pía:
Tu poema es hermoso. Sencillamente, impecable. No sé qué duda tenías respecto a él, o si sólo querías compartilo, pero lo màs importante que puedo decirte es felicitaciones.
Me gustó mucho cómo están caracterizados los personajes, el yo-poético lamentándose de esa brecha que lo separa de su ser amado, que màs que de edad parece ser directamente del "espíritu" propio de la juventud (que la ha abandonado).
Los últimos versos transmiten esa nostalgia con toda su fuerza.

En cuanto a la música, me parece que está muy bien manejada. Todos los verbos terminados en "er" (que a su vez abren y cierran el poema) sumados a la palabra "mujer" te van llevando lentamente hacia el final... como una hoja de otoño cayendo desde lo alto de un àrbol, haciendo piruetas.
Gracias por compartirlo.

The Little dijo...

Es muy triste. Igual que todas las otras situaciones similares a estas. Incluso las que no tienen nada que ver con las enfermedades raras. Un cáncer diagnosticado y tratado puede igualmente provocar la muerte. Porque el tratamiento todos sabemos que no es cien por cien eficaz.
En mi familia el cáncer se ha llevado a un ser querido. Yo recién había nacido por lo que no lo llegué a sentir, sin embargo espero que algún día se encuentren todas las soluciones para alegrar a todas las familias. Por favor, espero que lo hagan.
Precioso texto :)