jueves, 28 de octubre de 2010

Diecisiete

Diecisiete años. Bonita cifra, todas lo son. Pero dejemos a un lado mi predilección por las matemáticas ahora. He venido aquí hoy a anunciar que
¡Hoy cumplo 17 años!
Diecisiete ya... Hoy ha sido un día de recordar, de recuerdos y de nostalgia de esa vida despreocupada y sin tormentos de cuando una tiene 11 ó 12 años, o 13. Hoy he tenido un día de muchas reflexiones. Dejando a un lado las dedicadas a investigaciones sobre cuál sería mi regalo o qué podría preguntar el profesor de lengua en el examen de hoy, la reflexión más importante que he hecho ha sido la de que hoy he dejado una etapa de mi vida atrás. Me he dado cuenta de que no es lo mismo tener dieciséis que tener diecisiete. Tampoco es lo mismo catorce que quince, o quince que dieciséis, pero son edades todas pertenecientes a la misma etapa, a la febrilidad de una juventud en pleno maduramiento (¿esa palabra existe?) de la adolescencia. Con dieciséis años una puede ser todavía una chica alegre, algo despreocupada también, con ganas de aprovechar al máximo cada momento y que se puede permitir cierta inmadurez en momentos dados. Y no es que al llegar a los diecisiete me haya dado un soplo de vejez de repente. Tampoco es que me crea mayor. Es solo que las edades se notan, y que la vida a estas alturas, mi entorno, mis amistades y mi familia cambian conmigo. Y cambian con ello su actitud hacia mí. Ahora que he llegado a esta edad casi adulta legalmente creo que es hora de pararme a pensar y sentar algunos aspectos en mi cabeza. A estas alturas ya no me puedo permitir ser irresponsable o tener el egoísmo propios de la inmadurez, entre otras cosas. Mientras tanto seguiré siendo la misma de siempre, esa chica que suele caer bien, aunque tímida. Esa chica amable que siempre brinda sonrisas reparadoras. Y jamás acabaré con la niña que llevo dentro, con ese infante que todos llevamos dentro.

6 comentarios:

bixitoluminoso dijo...

Muchisimas felicidadess!!!

He llegado en un momento dulce y me alegro por eso ;)

Disfruta de tu día

Lyla dijo...

Primero de todo, felicidades!

Duespués; que me parece muy interesante lo que dices y creo que tienes razón (aunque yo lo haya comprovado todavía). Diecisiete es un número y una etapa que acaba y empeza, muy importante. Y yo por ejemplo, creo que pesa más diecisiete que dieciocho; no sé exactament por qué pero para mi es así.

Y una pregunta, te sientes preparada para todo eso? Yo creo que si lo has escrito, de alguna manera lo estas.

Blanca dijo...

¡Muchísmas felicidades, para empezar!
Estoy muy de acuerdo con lo que te han dicho en el comentario anterior. Los años impares son diferentes, es como pasar de 2º a 3º, y de 3º a 4º de primaria. Cuesta más tercero. :)
Saludos y disfruta de tu día (que ahora que lo pienso creo que ya ha acabado).

Pía Baroja dijo...

¡Muchas gracias a todas!
Me alegra ver que hay gente de acuerdo en lo que pienso.
Respondiendo a Lyla, sí, creo que estoy preparada. Por una parte veo que el salto es grande y que una no lo sabe todo, así que poco a poco iré aprendiendo a afrontarlo y a madurar.
Yo también creo que cuesta más tercero, como 1º de ESO o de bachillerato.
Si no es mucho pedir, ¿qué edades tenéis vosotras?

Lyla dijo...

Yo tengo 14, cumplidos este verano... La verdad es que lleva des de los once deseando tener 17 ! XD
Pero no creo que sea bueno saltarse etapas, aunque a veces apetezca. Pero.... cada pasito es importante.

Manuel dijo...

Hoy es el primer día del resto de tu vida... No te quedes anclada en los recuerdos, las mejores historias están por vivir.
Bueno, va, ¡feliz cumple!