domingo, 16 de octubre de 2011

Llora conmigo

-Pero... ¿Estás seguro de lo que ella siente?
-¿Cómo voy a estarlo? -La desesperación de sus pupilas llevó a Benito a esconder la cara entre las manos.
-Te lo voy a preguntar solo una vez: ¿tú la quieres?
La castaña mirada de Deuteria se había fijado en el rostro de su indeciso compañero. Él pareció sentirla, ya que enseguida alzó la barbilla.
-Mucho...
Benito ahogó su breve respuesta entre sollozos. No estaba seguro de que la que le aseguraba ser su novia lo quisiera, al menos, lo suficiente como para respetarle.
-Ven aquí.
Deuteria lo estrechó en su pecho con determinación, transmitiéndole el apoyo y el afecto que le debía. Benito la achuchó con fuerza y mojó su regazo de dolor. Mostró por vez primera sus lágrimas a su incondicional amiga, en cuyo abrazo encontró el calor que tanto añoraban sus músculos.
-No te merece, Benito...

Al cielo le dio tiempo a cambiar su tapiz desde los tonos rojizos que habían decorado la conversación hasta la oscuridad de una noche fresca antes de que Deuteria dejara a su amigo desprenderse de sus brazos. Benito la miró entonces de frente con una sonrisa tímida que consiguió trasladar a sus labios.
-Déjame invitarte a tomar algo.
-Te dejo.
Y juntos se desplazaron del banco que aquella tarde había presenciado cómo dos personas de sexo distinto, unidas por el amor, pueden ser solo amigos.

15 comentarios:

Juan Ojeda dijo...

Claro que sí, la amistad es lo que más cuesta, es un hermoso milagro que trasciende a los cuerpos.

Querer a alguien es descubrir que hay desnudeces que no tienen nada que ver con la ropa; y cuando existen ambas, amistad y pasión, pues estamos en el Nirvana del Amor. Eso creo a esta hora, 16:16 en Argentina.

Un gran Abrazo.

Lucas Fulgi dijo...

Me gusta cómo te traslada tu relato a ese escenario... y lo describe en el momento justo para prolongar ese abrazo el tiempo necesario para ver que fue un gran momento.

Muy bueno, Pía.

Saludos

Leyendo Bajo El Cielo dijo...

Con una palabra: Indescriptible, no ser que decir! :)
Besos!

Lune* dijo...

Hermoso.
Mucha gente cree que un chico y una chica no pueden ser amigos, eso es un asco y una mentira.

Adela dijo...

Sí, es cierto que dos mejores amigos pueden seguir siéndolo aunque uno esté terriblemente enamorado del otro y éste otro lo sepa. Y eso es lo más bonito y lo más doloroso de todo.

Pero de verdad que creo en la amistad entre hombre y mujer, porque la confianza mutua es lo mejor del mundo.

Las Mejores Cosas Al Amanecer dijo...

Precioso, realmente la amistad es algo que no tiene precio!

Joana

don vito andolina dijo...

Hola Pía,interesante debate amistad o algo más....quién lo sabe...? gracias preciosas letras,disfruta el día, besos rocieros..

Hilen Madferit dijo...

Que tristeza/alivio, por una parte que ames a alguien y sólo te de tu amistad, y por otra no hay nada más lindo que saber que a pesar de ese algo que nos pasó, (no sé si confusión, o torpeza) no perdimos a ese amigo/a importante para nosotros.

Muy lindo texto Pía! Que estés bien!

Mandarina dijo...

Ese concepto de amistad en dos personas de distinto sexo hay mucha gente que no lo entiende...ellos se lo pierden!

Miss Frenesí dijo...

Es difícil cuando en una amistad, uno de los dos empieza a sentir algo más por el otro. Pero la vida es así, injusta.
Un beso enorme bonita :)

The Little dijo...

Pues claro que puede existir la amistad entre personas de diferente sexo.
Me gusta este texto. (:

La Zarzamora dijo...

Hola Pía.
Primero agradecerte tu paso y comentarios ;-)Te enlazo.

Creo poco en la amistad entre los sexos opuestos, pero existe, claro.
Y cuando ese milagro tiene lugar hay que saber cultivarlo al máximo, pues es como una flor frágil que hay que saber cuidar.

Besos.

marymaria dijo...

Hola Pía

Acabo de entrar a este blog tuyo y me encnato el relato!!! En serio, me parecio precioso, sobretodo por la idea que quisite transmitir. Voy a seguir leyendo las otras entradas.

marymaria dijo...

Y con respecto a la entrada que hice sobre el semillero, no sabía que tu también eras administradora =S, pero ahora que lo sé, corregí la entrada.

Estoy leyendo la historia de Luna y Andres!!!! cuando termine la comento =P

Lucía dijo...

Toda la razón, a veces a la gente le cuesta entenderlo pero está claro que hombres y mujeres pueden ser simplemente amigos.. :)
Me encanta el texto ^^