miércoles, 12 de octubre de 2011

Epílogo: El hombre de mi vida

Me llamo Galia, tengo veinticinco años y acabo de retomar mis estudios de ingeniería industrial tras dos años de parón. Vivo en un modesto piso con vistas al mar, en una ciudad no demasiado grande. Me mantienen la pensión de orfandad por la reciente defunción de mi padre y la sustanciosa suma que mi madre no ha dejado de enviar todos los meses desde que se marchó. Tengo muchos amigos varones, la mayoría de ellos en mi ciudad natal, como Juan, y a Víctor, un grandísimo apoyo y consejero, en la segunda ciudad donde viví.
Convivo y cuido del hombre al que quiero dedicarle mi futuro. Si algo he aprendido en esta vida es que la familia es la única constante a la que nos podemos aferrar, y son nuestros familiares las personas que vamos a tener cerca siempre. Por eso he decidido que me quiero dedicar a esta persona, porque ha sido olvidada sin merecerlo, sobre todo por mí. Hablo de Jaime, mi pequeño hermano de doce años. Él no ha podido, en todos estos años de mala suerte, desahogarse, a diferencia de su hermana. No ha tenido quien le llevara de la mano en su aprendizaje y crecimiento, y tampoco ningún apoyo afectivo.
Hoy sé que quiero su felicidad por encima de todo. Quiero enseñarle y hacer lo que hasta ahora ni tan siquiera había considerado: ser su hermana mayor.

15 comentarios:

Pía Baroja dijo...

¿Qué os ha parecido todo? Espero que hayáis disfrutado de la historia de Galia tanto como yo cuando la escribí.
Algunas curiosidades: ha estado escrita desde el primer día (excepto alguna modificación en los últimos capítulos), hay detalles autobiográficos, y el nombre de Galia procede de la tabla periódica.
¡Besos!

Raul a q dijo...

Me gusta este final; final feliz para el hermano que todavía es un niño.
Muy buen relato, Pia, me ha gustado.
Un besazo, princesa.

Centinela dijo...

Me ha gustado mucho, toda la historia, sobre todo el final. Jamás, desde que comencé a leerla, me imaginé que acabaría así, o que el hombre de su vida sería, en realidad, su hermanito menor.

Enhorabuena, chica. La he disfrutado bastante (:

¡Besos!

Cristina. dijo...

Lo acabo de leer entero porque me perdi algunos trozos y te puedo asegurar que esta genial!! pero el final es lo que mas me encanta.. sera porque soy hermana pequeña jajaja. Un beso enormee!

Lune* dijo...

Me ha encantado toda la historia, ha estado hermosa y el final me encantó, me he alegrado de que retome su carrera y que esté con su pobre hermanito.

Lucas Fulgi dijo...

¡Se resuelve el misterio, finalmente!
Me gusta la historia... y los personajes están bastante bien tratados. Se me hizo un poco corta... pero igual la disfruté.

Saludos

lil dijo...

Será la mejor elección :)
un abrazo muy grande

Juan Ojeda dijo...

Bueno, tampoco hay que ser tan estrictos, puede ser hermana mayor y seguir enamorándose (incluso, sospecho que así lo hará)

Muy buen final, Galia encontró el amor, sin dudas que lo hizo.

A mi también se me hizo corta, un fuerte abrazo Pía.

Miss Frenesí dijo...

Qué bonito :)
La familia es incondicional, igual que el amor hacia los hermanos.
Un beso enorme bonita^^

lil dijo...

Gracias! La tarde se me ha hecho larguísima! Qué gusto estar en casa ya!! Los elefantes, he descubierto que si ya me gustaban, ahora me encantan! :) Un abrazo bien grande!! :) Muacss

Lauram dijo...

Waooo, nunca espere tal final

Las Mejores Cosas Al Amanecer dijo...

Muy bonito, yo tampoco me esperaba ese final, pero me encanta!
Un beso!

Joana

Confusa permanente dijo...

Me ha encantado el final ;)

The Little dijo...

Es el final que necesita esta historia. Durante todos estos capítulos casi ni se notaba la presencia de Jaime, y ha resultado ser el personaje más importante de todos. Ha sido precioso. :)

marymaria dijo...

Pía, esta relato me ha conmovido hasta casi las lagrimas. Yo quiero para mi hermana exactamente lo que Galia para el suyo.