sábado, 13 de agosto de 2011

Vocación

Vocación. Desde muy jóvenes edades ya nos obligan a encontrarla, aunque muchos se quedan en perpetua búsqueda. A mi parecer, con quince años no tenemos madurez suficiente para saber a qué queremos dedicarnos, y lo peor es que tampoco se nos enseña todo el amplio repertorio de posibilidades que tenemos para escoger un futuro. Pero no he venido hoy a criticar nuestro sistema educativo. Lo que me trae aquí es la liberación que he vivido de un miedo inaguantable: la vocación, o, más bien, su búsqueda. Os sitúo en mi contexto: Con quince años decidí ser arquitecta, o ingeniera industrial, quizá de caminos. Pero el año pasado cambié mi futuro y decidí que quería estudiar medicina. Ahora que, después de una muy ardua lucha, estoy matriculadaen la facultad de medicina, todo el mundo se empeña en recordarme que esa es una carrera de mucha vocación. Y me preguntan si yo la tengo, o si me mueven más el dinero, el prestigio, etc. Si hago medicina porque he encontrado en ella mi verdadera vocación. ¿Verdadera? Creía que vocación solo había una.
En fin, aún no sé si la he encontrado, si no. No sé si estoy segura de saber lo que es. En todo caso, sé que lo son las matemáticas. Y hasta el último momento dudé entre ellas y la medicina. Hasta el último segundo. Pero he decidido dedicar mi vida a algo que me gusta, a algo en lo que podré ayudar a mucha gente, a algo por lo que siento mucha curiosidad y muchas ganas de aprender. He elegido mi futuro, y aunque tenga otras vocaciones, estoy feliz con lo que me espera por delante.
Si me permitís un consejo a los más jóvenes, no os ofusquéis en buscar y buscar vuestra vocación, por experiencia sé lo angustioso que es. Dejad que ella vaya sola a vosotros, aparecerá.

16 comentarios:

Mi mundo Irreal ಌ dijo...

Yo todavía no puedo encontrar mi vocación, desde chica dije que quería ser cantante xd pero ni eso hago :/ linda entrada, un besito ♥

Juan Ojeda dijo...

Muy sabia tu reflexión Pía,
en general no nos enseñan a disfrutar el lujo de no saber, él que no sabe busca (y se deja buscar, también).

Un abrazo.

galmar dijo...

Adjudicado el título d!! :)) lo de la vocación es complicado sí, además pienso que podemos descubrir nuevas vocaciones a medida que crecemos :) hoy me han comentado que de la rama de biología un buen campo es la bioinformática, sea lo que sea :)))
Muchas gracias por tu comentario!!! Un besoteeeeee

Lucas Fulgi dijo...

Creo que la medicina es una carrera muy noble, desde donde se puede ayudar mucho a los demás. También es cierto que desde cualquier lugar se puede ayudar y cambiar el mundo, aunque sea con pequeñas cosas. No importa qué estudies, lo importante es no dejar de aprender (y que te guste, claro...).

Saludos

Lune* dijo...

Muy buena reflexion. Espero que te vaya bien en tu carrera, porque es muy larga (lo sé porque mi madre acaba de terminarla jeje); pero estoy segura de que serás capaz de ser una gran doctora. Y si es lo que te hará feliz, hazlo. Lo que los demás digan no importa.
Yo no sé aún qué voy a hacer, pero aún soy muy joven para poder decidirme, el abanico es muy amplio, y solo tengo 13 años. Ya habrá tiempo para encontrarla.

Cristina. dijo...

Seguro que te va muy bien en medicina si es lo que de verdad quieres! Yo tengo muy claro que eso es algo que nunca voy a estudiar (me mareo solo con ver sangre jajaja) un beso enormee :)

Alice Casterwille (Chocolatte✿) dijo...

Siempre eres así de... ¿profunda?
La verdad, no encuentro palabras. Me dejas asombrada con esta entrada.
Coincido con Cristina, tengo hemofobia (miedo a la sangre) y belonefobia (miedo a los objetos punzocostantes) :S

lil dijo...

Gracias Pía!! Claro que te lo permito, y te lo agradezco también :) si no, a ver cómo aprendo! Ayer empecé a practicar en en primer libro que compré para recordar lo que sé de inglés, que como ves, no es mucho jeje :)
Medicina me parece una carrera estupenda! Y si es lo que te gusta, a por todas! ;) un muás enorme y muy buen comienzo de semana :)
PD: voy a ponerle ahora mismo el ing al paint :)

The Little dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Tu ya sabes todos los problemas que he tenido (y aún estoy teniendo), no para encontrar mi vocación sino encontrar "algo" que me pueda gustar de cara al futuro. Vocación. Seguro que mucha gente nunca la ha encontrado y a pesar de eso trabajan de algo que les gusta y son felices. Creo que tu decisión ha sido sabia y sino piensa que lo que sea tu vocación lo puedes convertir en tus hobbies. (:

Blanca G. dijo...

Buf, una reflexión muy interesante que espero recordar para el futuro, cuando llegue el momento de mi decisión. Yo ahora pienso en vocación y solo veo letras, pero queda tanto y lo veo todo tan lejos...
Respecto a tu comentario en mi blog, no sé qué decir. De verdad que te agradezco que entres y que me dediques unos minutos para hacerme saber tu opinión, me has sacado una gran sonrisa, y en unos días bastante malos que estoy teniendo, una sonrisa como esa no me la saca cualquiera. Gracias, mil gracias Pía.
Un beso enorme.

Laura Flórez Busto dijo...

Me encanta el texto. La verdad que eso mismo también me lo dicen a mi, que si es muy dura, que lo piense bien, que si tengo vocación... pero yo creo que lo mejor de estudiar medicina es saber que en un futuro habrán muchísimas personas que gracias a tu pequeño granito de arena podrán vivir unos años más o al menos les has animado a hacerlo. Esa es la verdadera vocación. Yo creo que saber que alguien está bien gracias a ti es la mejor sensación del mundo que nadie puede superar. Esperemos que nos vaya bien a las dos en la carrera :D
un besazo(L):)

TaliA-μιριαμ dijo...

QUÉ VERDAD ESTA ENTRADAA!! yo también haré una carrera y lo mío sé que es vocación! :)
Te sigo! pásate por el mío y sígueme si te apetece...
Un besito! ;)

Jo dijo...

las decisiones... que importantes y que dificiles...
admiro mucho cuando alguien por conviccion decide dedicarse a algo que le gusta y no por lo que puedaganar


besos pia!!

Duck You dijo...

Es una buena reflexión, los patos esperan que la medicina sea lo que te haga feliz :)

Las Mejores Cosas Al Amanecer dijo...

Mi padre, mi madre, mi tío, mi abuelo todos son médicos. Pero a mi la medicina no me va... Voy a hacer caso de tu consejo y voy a dejar que el destino elija mi profesión. Es una decisión que me está costando tomar!

Las Mejores Cosas Al Amanecer dijo...

@Las Mejores Cosas Al Amanecer
Por cierto, soy Joana. Me he olvidado de ponerlo... :)