lunes, 8 de agosto de 2011

Sola Soledad

-Esta noche pienso ser una reina. No me vais a derribar. Seré yo quien acabe con vosotros.
-Lo dudamos. Siempre ganamos.
-¡No! Hoy no... Esta vez vestiré mis mejores galas, me peinaré y maquillaré cual princesa de cuento de hadas, bailaré hasta derretirme y lo pasaré como nunca me permitisteis sin vuestra burla.
-Pero te ha faltado un detalle... -rieron.
-¡Callad!
-Varón no catarás. Ninguno te va a mirar. Asco sentirán. ¿A dónde crees que llegarás si no moldeas ese abultado cuerpo de "mujer"?
-¡Dejadme ya! ¡Por favor!
Como cada noche, Soledad no fue capaz de liberarse de sus complejos. Como cada noche, ganaron el juego. Como cada noche, lloró sola Soledad.

11 comentarios:

Pía Baroja dijo...

Siento publicar tan poco. Publico poco porque realmente no escribo nada. No es que espere la inspiración, porque lo estoy intentando sin ella, pero ahora mismo me haría falta que se dejara ver un poco por aquí.
¡Gracias a los nuevos!
Besos

Alice Casterwille (Chocolatte✿) dijo...

No te preocupes por no actualizar tan seguido o todas las semanas, si no puedes; no puedes.
Prefiero una buena entrada una vez cada mes que una estúpida cada dos días.

Juan Ojeda dijo...

No es tan terrible no publicar,
saber frecuentar el silencio es un arte también.

Duck You dijo...

Muy buena entrada ;)

LePerdu dijo...

me gusto, a veces me pasa como a soledad

albaa! dijo...

Muy buena entrada ^^ realmente los complejos son un grave problema por el que todos pasamos en algun momento de nuestras vidas, y el no saber ganarles la batalla puede traer muchísimos problemas...

Un beso!

Las Mejores Cosas Al Amanecer dijo...

Pobre Soledad, me he sentido triste por ella.

Joana

Lucas Fulgi dijo...

http://elsemillerodeblogs.blogspot.com/p/devoluciones.html

Kamy dijo...

Muy bueno, me gusta tu forma de escribir

Sigue así ;)

Un beso

The Little dijo...

Es triste. Y puede ser cierto lo que lo convierte en una cosa todavía más triste. Malvada es la gente que alimenta los complejos de pobres criaturas. Criaturas que no entran en los cánones de belleza de su época. Pero eso no es razón para menospreciarlas. Me indigna todo esto.

Fontaine dijo...

Hola!
Pues para no estar la inspiración de tu lado me ha gustado el microcuento.
Además es los complejos son una triste realidad.