sábado, 16 de abril de 2011

Úlitmo capítulo

"Esto ha tenido que ser idea de José...", pensaba Andrés mientras Luna apoyaba la cabeza sobre la muñeca, colocando el codo sobre la mesa. Esa sonrisa que portaba ella era lo que a Andrés le había hechizado cuando la conoció. Y ahora estaba tan atónito de que ella estuviese allí que no sabía cómo romper el hielo.
-Andrés, antes de que digas nada quiero serte sincera: te he echado mucho de menos. He dejado de ir a los lugares que frecuentábamos tú y yo porque no podía soportar el dejar de verte cada tarde. No he sabido nada de ti excepto las pocas actualizaciones que has hecho en internet de tu perfil. Sé que rompiste con Ana, y que no has vuelto a salir con ninguna chica. Y estoy muy contenta de que te hayas acordado de mí y quisieras verme. Pero explícame una cosa: ¿por qué has dejado que pasara tanto tiempo?
A Andrés le daban vueltas la cabeza y el estómago. Eran demasiadas palabras las que tenía que asimilar. ¿Desde cuándo él "se había acordado de ella y quería verla"?. Solo una persona que conocía podía ser la culpable de su dolor de cabeza: José, siempre metiendo la pata.
-Luna, ¿te ha invitado José a venir aquí, no?
A Luna se le descompuso el rostro y la sonrisa. Parecía que el amargo gesto de la cara de Andrés se estaba reflejando en la suya.
-Sí, ¿es que no lo sabías?
-Mira, Luna. Todo lo que me has contado está muy bien. Pero si no te he llamado, ¿no crees que he tenido alguna razón para no hacerlo?
-Andrés yo te quería, y creía que tú a mí también -los ojos de Luna enrojecieron y las lágrimas brotaron de ellos sin mesura-. ¿Cómo puedes decirme estas cosas? Cuando José me ha dicho que viniera a veros, me he sentido la chica más feliz y afortunada del mundo solo porque tú te habías acordado de mí, y me he dado cuenta de que te seguía queriendo. Incluso imaginé un montón de besos como aquel que con tanto amor me diste. ¿No significó eso para ti tanto como para mí? ¿No estabas tú también enamorado?
-Creo que no me conoces en absoluto. Yo no me enamoro de nadie. Y ahora, si me disculpas, voy a los servicios a vomitar por todo ese asqueroso romanticismo.
Andrés se levantó de su asiento con frialdad, y se dirigió a los aseos con paso firme. Luna no podía dejar de llorar y en absoluto pensaba que aquello estaba pasando realmente. ¿Y ese era el final que les esperaba? José llegó a la mesa con un té en una mano y un plato con pastelitos en la otra. Luna se levantaba y se dispuso a marcharse. Él la cogió del brazo y le dijo:
-No merece tus lágrimas.
Luna le miró unos instantes, y después se marchó muy rápido de allí. Avergonzada, sentía que solo había perdido el tiempo pensando que podía haber habido algo precioso con un chico tan diferente de ella. Corrió y se refugió entre lágrimas detrás de un arbusto, en el parque de al lado de la cafetería que acababa de abandonar.
Mientras tanto, José esperaba de pie al lado de la mesa a que Andrés volviera del lavabo. Tenía algo muy importante que decirle. Andrés, en cambio, no podía hacer otra cosa que mirarse en el espejo y no reconocer a quien estaba mirando. ¿Qué acababa de hacer? Había desaprovechado la única oportunidad de su vida para vivir el amor que tanto había anhelado en las chicas con las que frecuentaba salir. Luna había sido su primer amor, y la había querido como a nadie. No entendía por qué había hecho eso tan horrible sobre la mejor persona que había conocido. Quizás por esa incapacidad suya de mostrar sus sentimientos, quizás por no haber sabido afrontar una situación tan nueva como lo era el amor en su vida. Solo el recordar los ojos de Luna bañados en lágrimas, le hacía no poder parar de llorar. Escondió su rostro entre sus manos, mirarse solo podía darle asco. Cuando levantó la cabeza vio que José estaba detrás de él, mirándole muy seriamente.
-Me has decepcionado muchísimo Andrés. Te he dado la oportunidad de tu vida para que demostrases lo que vales, y que realmente eres capaz de ser tú mismo como lo eras con ella. Jamás conocerás a nadie igual.
-¡Lo sé! ¡Vete! ¡Déjame en paz!
Andrés solo gritaba y lloraba sumido en la peor de las desgracias que le habían ocurrido.
-¡Sal! ¡Ve a buscarla! ¡Enséñale tus lágrimas y dile que la quieres!
-No puedo hacer eso, y lo sabes.
-No merece la pena seguir mirándote a la cara, eres despreciable. Haces llorar a la única chica que has amado y te da igual. No eres lo suficientemente hombre como para correr detrás de ella y vivir juntos la mejor historia de amor de tu vida. Me das asco.
Andrés sacó del bolsillo la navaja que solía llevar encima y se abalanzó con fuerza sobre José.
-Pégame. Mata a la única conciencia que te ha puesto los pies en la tierra. Destrúyeme y serás libre, como siempre quisiste.
Andrés no tocó ni un ápice del cuerpo de su mejor amigo. Tiró la navaja al suelo y cayó llorando sobre sus brazos.
-Soy una mierda. Soy una mierda...
Era lo único que no podía parar de repetir.
.

13 comentarios:

plinnn... dijo...

Qué triste final, si ambos lloran, no sería tan bonito ese amor,
Feliz semana santa, un abrazoooo

Smiley ;) dijo...

¡Aplausos! Un final triste sí, pero la historia me ha gustado. La decisión de Andrés es la que no me ha gustado, ha desaprovechado el amor de Luna :( ¡Te felicito por tu historia!

Un beso :)

Las mejores cosas al amanecer dijo...

Me da pena de que acabe así, me hubiera gustado que Andrés le dijese que la quería. Pero acabar así, queriedola pero haciendola sufrir, me parece muy bruto. Pobre Luna, se había hecho ilusiones...

Besos, y felicidades por toda la historia de Luna y Andrés.

Joana

www.lasmejorescosasalamanecer.blogspot.com

The Little dijo...

Creo que de las pocas personas que se da cuenta de tanto sufrimiento es José. Él ve el dolor de él, sus capacidades y sus limitaciones y ve el sufrimiento y las ilusiones de Luna, su amor, sus características. Y mientras él lo sabe todo esos dos están ciegos. Ciegos por amor y Andrés más que nada ciego de tontería, de frialdad, de (perdón por la palabra) imbecilidad.
Debo felicitarte calurosamente por tu historia. Simplemente genial. Que sepas que casi lloro con Luna. :)
¿Y ahora que?¿Poemas, reflexiones..?

Lucas Fulgi dijo...

Final fuerte... el cierre de la historia con la frase "soy una mierda" fue algo chocante, te hace ver distinto todos los otros capítulos...
Más que imbécil diría que es un cobarde este Andrés.

Cambiando de tema, para el semillero por ahora lo que necesito es blogs que quieran participar... venía con un ritmo de un blog por día pero ya no lo puedo mantener...

Saludos

кнєιι364 dijo...

Vaya te encontre tarde deveré de leerme todos ;D

Esta vez dejé una cancion versionada por mi. para k podais escuxarme cantar. espero k os guste!

Te espero!

te sigo espero k tu tmbine

Lucas Fulgi dijo...

Con todo gusto... me encantará subir tus reseñas de blogs nuevos :)

Blanca G. dijo...

Será un final triste, pero ha sido una historia buenísima, me ha gustado mucho. Es una pena que Andrés no haya sabido plantarle cara a Luna y acabar con el sufrimiento de ambos, pero repito, me ha encantado.
Por cierto, respecto a lo que me dijiste de ``El semillero´´, me parece una iniciativa muy interesante. Te dejo un blog que tiene menos de 50 seguidores de los que sigo para que lo mires a ver que te parece.
http://letrasnomadas.blogspot.com/
Un beso.

Amorphis dijo...

Muy bien, el final lo esperaba algo así pero no tan dramático aunque tenía la ligera esperanza de que Ándres tuviera el valor, pero ya veo que no.

En general muy bien llevada tu historia, aunque creo que aún hay mucho más que contar, bueno, entre las relaciones, el amor y el desamor siempre hay mucha historia que contar.

Un abrazo!

Amorphis dijo...

Por cierto, le haré difusión al blog del semillero.

Bye.

Lucía dijo...

La historia me ha encantado, pero jo..tenían que acabar juntos! que manía esa de ocultar los sentimientos verdaderos por parecer más duros ante los ojos de los demás..ni que eso fuese lo importante al final..
A ver si empiezas pronto con otra historia!! ^^ unbeeso

Crazy Girl dijo...

Ohhh!!!! Qué final más triste!!!!! Bueno, pero si has querido hacerlo así... Y por qué no sigues con la historia??? Va muy bien! Puedes continuarla, lo veo fácil!!!!! Bueno, eso solo si tú quieres seguir... Pero me parece que quedaría bonito un final feliz... Muy buena historia!!!! Te sigo!!! Besos!!!! Ah, si quieres, pásate por mi blog : http://littlehistoriesforyou.blogspot.com/

marymaria dijo...

Querida Pía, eres mi nueva escritora favorita.

Me gustó mucho esta historia y aunque prefiero los finales felices, el tuyo me fascinó!

Creo que si alguien no es capaz de amar, no merece que lo amen. Ojalá Luna se hubiera quedado con José, pero así como terminaste la historia quedó perfecta.

Un abrazo, un beso y toda mi admiración. Espero leer más cosas tuyas =))