viernes, 31 de mayo de 2013

Qué bonito que sonrías siempre

-¿Qué aprendes tú de mí? Tú me llevas hasta el universo hablándome de las estrellas, me haces viajar a todos esos lugares históricos sobre los que me cuentas leyendas, dibujas números en mi cabeza cada vez que me explicas una ecuación y alimentas mi curiosidad con la tuya, entrando en una simbiosis en la que yo no soy capaz de darte nada. ¿Qué puedo contarte yo, si a tu lado soy muy inculta?
Que qué aprendo yo de ella… Ella es la vida. Su forma de ser, de razonar, de hablar y de mirar ya son lecciones que me doy a mí mismo. Es natural y sincera, y es maravillosa. Cada vez que me cuenta lo poco que le importa lo que piensen los demás de ella, cada vez que no le importa que yo haga algo mal, cada vez que me hace una pregunta para que siga explicándole mil historias que algún día leí o que simplemente me mira y aprueba todo lo que hago para hacer que ella esté bien, me doy cuenta de que ha leído menos que yo pero sabe más que yo.
Me es muy fácil hablarle y decirle lo que pienso o siento. Porque siempre me mira con el alma. Y me sonríe.

9 comentarios:

Lyla dijo...

Al principio me pensaba que era la pareja, después un profesor, después un libro.... y no era exactamente ninguna de esas cosas. Era todo eso y más. Era la vida.

Me gusta mucho la parte del "cada vez" y en general... es un texto bello que deja con un regusto dulce, liberador y tranquilizador. Como una mantita de lana. Esa el la imagen que me ha venido... curioso.

Gracias por seguir comentando mis escritos, tus comentarios son mis preferidos :)

Besos, cuídate xxx

Raúl Alvarez Quiñones dijo...

Pía, me suena a poesía.
Me gusta la dulzura con la que impregnas cada palabra que escribes.
Se nota que te gusta escribir y además, lo haces muy bien.
Un besazo mi niña.

Lucas Fulgi dijo...

La información no es lo mismo que el conocimiento.

Me encanta el título que elegiste... es muy lindo estar con gente que sabe sonreir.

Saludos!!

Las Mejores Cosas Al Amanecer dijo...

A veces, por mucho que sepamos nunca comprendemos la vida tal y como es; parece que la chica de tu escrito sí lo comprende y, además, es capaz de transmitírselo a los demás.
Un beso!

Joana

Lizz O.Muñoz dijo...

Me encantó el texto. Intente adivinar de quien hablabas pero luego termina por entender.
Un abrazo.

Raúl Omar García dijo...

Excelente escrito, Pía. Me sorprendió que fuera la vida.
Vas tomando ritmo, me alegro de eso.
saludos.

jordim dijo...

el alma es la que mejor sonríe.

José A. García dijo...

Siempre hay tiempo para aprender algo nuevo.

Suerte!

J.

Alba Netzmare dijo...

Esa expresión, "mirar con el alma", se me antoja una acción casi tan selecta como la de "escuchar con el corazón". Algo que solo una pequeña Momo es capaz de hacer.

<3