martes, 21 de junio de 2011

Ojalá rebrotara

-¿Lo ves?
-¿Qué es?
-Es poesía.
-¿Poesía? Deliras.
-No, yo no. Tú no lo ves. Mírala, descríbela.
-¿La flor?
-¡La poesía!
-No te entiendo.
-Sí, me has entendido pero no me he explicado correctamente. Mira a tu izquierda. ¿Ves los geranios rosas? Descríbelo.
-Rosas, por dentro y por fuera. Rosáceos tonos que embellecen mi primavera. Rosa fuerte y elegante. Rosa, de aquella dama andante.
-Lo haces bien. Continúa.
-Rosa, pálido y brillante. Rosa, de tal palidez que de mis ojos es hiriente.
-¡No, no y no!
-Desesperas. No, por favor. Yo solo las envidio.
-¿A ellas?
-A veces pienso que ojalá pudiera, al menos un poco, parecerme a ellas, asemejarlas.
-Tú no tienes que ser como ninguna cosa, solo tú.
-Ya, ya lo sé. Yo quiero ser yo misma pero quiero saber ser como ellas también.
-No te entiendo yo.
-Ellas tienen cosa de la que carezco. Ellas son capaces de brotar cada primavera para dar lo mejor de sí. Son hermosas, bellísimas, algo que se me está escapando, y que yo no puedo recuperar cada abril como ellas, sino que poco a poco se me esfuma. Yo me marchito sin cese, ellas rebrotan. Ellas seducen con solo ser ojeadas. Yo lo hago ahora, ¿pero quién sabe si también la próxima primavera?



Me he hecho un esguince de muñeca, así que me temo que no voy a poder escribir mucho por vuestros blogs! Un beso.

11 comentarios:

albaa! dijo...

Holaa! Muy bonito el texto, estaría bien poder renacer cada abril de manera segura, aunque eso tambien significaría que en invierno iríamos a menos... Todo tiene ventajas y desventajas.

Un saludo y ánimo con la muñeca!

lil dijo...

Muchas gracias por el premio Pía, y cuida esa muñeca!! Las flores son bonitas, pero a mí me gusta más el campo, uno de trigo, por ejemplo, me refiero a que me gustan más con las raíces en la tierra, y mecidas por el viento, que en un jarrón :)
Creo que has tenido una muy buena nota (felicidades)
Besos!!

Lucas Fulgi dijo...

Mucha magia :)

Que te mejores de esa muñeca.

Saludos

Lyla dijo...

Me ha encantado este diálogo!
Es narración, poesía, filosofía, mágico... es muy hermoso.
Me ha gustado la comparación y reflexión sobre las flores y los seres humanos.
Y el mensaje de ser uno mismo.
Eso si, yo no me cambiaría nuca por una flor, me gusta ser tan compleja como soy ;)

Uf, vaya, que mala suerte con lo de la muñeca.. es la derecha? además no te podrás bañar!
Que se mejore

besitos

Amorphis dijo...

Eso, eso es poesía!

Bella flor ojalá que esa manita mejore pronto y que no impida el libre tránsito de tus palabras.

Saludos!

Lizzy dijo...

Que bonita entrada :)

Las Mejores Cosas Al Amanecer dijo...

Que te recuperes del esguince!! Yo tuve uno bastante flojo en el pie, y solo me duró 1 semana! Espero que el tuyo no sea muy fuerte...

Joana

Las Mejores Cosas Al Amanecer dijo...

Pía, gracias por responderme! Así ya sabré como publicar cuando esté de vacaciones!!

Gracias!!

Joana

Lucía dijo...

también son frágiles, y quizás alguna primavera no vuelvan a brotar...

mejorate de ese esguince :)

galmar dijo...

Hummm es que creo que no es un secreto muy secreto :)) espero que ya estés mejor del esguince! A mí aún me molesta uno que tuve hace meses, aunque espero caminar por la arena y hacer que se mejore del todo:)
Me ha encantado tu relato:) y tu comentario! Un besote muy grandeeeeee:)

Alan Knox dijo...

Interesante reflexión. Aunque a fin de cuentas, se puede decir que somos como las rosas. No son ellas mismas las que rebrotan cada primavera, sino que cada año hay "individuos" distintos. Lo mismo pasa con nosotros. Aunque nosotros decaigamos, cada año hay personas que florecen hasta hacerse igual de hermosas que una rosa...